odisea ocotepec (2014) Bienvenidos a este viaje a la semilla. Buscamos la imagen del progreso reflejada en el espejo del pasado: ahí donde la crisis es un momento de oportunidad y el desarrollo por sí mismo llega a un punto muerto. Suficiente. No iremos más lejos, mejor miraremos hacia atrás. Lentamente, iremos de-creciendo, renunciando voluntariamente. ¡Control a Tierra, Victor Jara! ¿Me puedes escuchar Iván? Control sobre la tierra, subcomandanta. Déjanos saludarte Paulo ¡Vengan muertos, vinimos a cantar con ustedes! Odisea Ocotepec es un proyecto de investigación transdisciplinario que aborda iniciativas e ideas que cuestionaron desde la raíz el credo del desarrollo y el progreso, durante los años 60s y 70s en México. Odisea Ocotepec toma su nombre del poblado que Ivan Illich eligió como lugar para vivir en los “años de Cuernavaca”, donde escribió sus críticas radicales a los axiomas modernos y sus instituciones. Con recursos de la ciencia ficción mexicana, la psicodelia, la canción de protesta latinoamericana y las misas relacionadas con la teología de la liberación, Odisea Ocotepec es un viaje no lineal que va de terapias con psicodislépticos, a espacios de ensoñación de pedagogías feministas, de monasterios donde se practica el psicoanálisis, a poblaciones rurales donde aterrizan visitantes de otros tiempos. Un ajolote queer galáctico advierte sobre los efectos contraproductivos de la modernidad, mientras un sacerdote transgénero arrulla a sus monjes fetos...Esto y más en: Odisea Ocotepec.

 

En 1961, después de viajar a pie y pidiendo aventón por miles de kilómetros a lo largo de América Latina, quien fuera un sacerdote católico austriaco llamado Iván, eligió Cuernavaca, México, como el lugar para abrir el Centro Intercultural de Documentación CIDOC. El CIDOC se convirtió en un centro para explorar críticamente temas como los efectos negativos de las educación escolarizada y del el monopolio radical de las tecnologías sobre las facultades autónomas, la crítica al consumo energético y a las instituciones médicas, así como la creación de alternativas frente al credo del “desarrollo” y la relación entre la iglesia y los movimientos sociales en América Latina. Ivan escogió un pequeño poblado llamado Ocotepec para construir su morada. Los rasgos indígenas de convivencia todavía presentes en la vida del poblado inspiraron sus ideas sobre la convivialidad. El CIDOC cerró en 1976. Iván dejó Cuernavaca y se volvió un filósofo itinerante.

salida del útero monacal A principios de los sesentas en un monasterio en Santa María de Ahuacatitlán, Morelos, un prior belga de nombre Gregorio dormía en su celda monacal, cuando de repente, lo arrasó una experiencia mística estremecedora, plagada de alucinaciones y visiones psicodélicas. Confundido por esa epifanía caleidoscópica, decidió iniciar un proceso psicoanalítico que derivó en la iniciativa de una terapia psicoanalítica grupal dentro del monasterio. Posteriormente se descubrió que la causa de la experiencia mística fue un cáncer en el ojo. Los monjes analizados eligieron el psicoanálisis sobre la confesión, y muchos de ellos dejaron la vida monacal. En 1967 en Santo Oficio llamó severamente la atención sobre la implementación del proceso psicoanalítico en el monasterio y ordenó suspenderlo. Gregorio renunció a sus votos monásticos y fundó un Centro Psicoanalítico llamado Emaús, que significa Pueblo Rechazado.
pSICOSÍNTESIS TECHNICOLOR En su búsqueda por el hongo mágico, hippies y beatniks principalmente gringos empezaron a viajar a Huatla de jiménez, Oaxaca. La chamana María Sabina se convirtió en ese tiempo en un ícono de epiritualidad y sabiduría ancestral. El boom de la sustancia divina se expandió entre los hippies entre 1964 y 1967. En 1967, un psiquiatra de nombre Salvador, desarrolló una terapia grupal experimental, que involucraba drogas alucinógenas, etnobotánica mexicana, proyecciones audiovisuales, psicodrama y psiquiatría. El objetivo era acelerar el proceso analítico con la ayuda de sustancias psicodislépticas. En 1974, Salvador fue encarcelado debido a un escándalo periodístico que lo acusaba de hacer encuentros orgiásticos y pornográficos. Después de su liberación, desarrolló otras terapias alternativas sin el uso de sustancias. Pero clandestinamente siguió desarrollando sus sesiones con psicodislépticos.
epimeteo anunciación del más allá
insaciables vERBO ALIENANTE psicosíntesis technicolor
nadie aquí es ilegal
el ano nos une
presentaciones en vivo Odisea Ocotepec
odisea ocotepec. entre utopía y desencanto
odisea ocotepec (Köln)
Salida del útero Monacal ¡aQUÍ Y AHORA LA FUTURA BRUJERÍA! Participación de INVASORIX en Odisea Ocotepec INVASORIX es un grupo de trabajo interesado en canciones y videoclips como una forma de protesta cuir-feminista. Se compone de 8 mujeres artistas entre los 25 y 36 años de edad, que viven y trabajan en la Ciudad de México: Daria Chernysheva, Mirna Roldán, Nina Hoechtl, Maj Britt Jensen, Natalia Magdaleno López, Liz Misterio, Naomi Rincón-Gallardo y Waysatta Fernández (hasta Julio 2014). Desde la primavera del 2013 se han reunido periódicamente, para escribir entre todas canciones y realizar videos, que se basan en sus experiencias con la precariedad (laboral, por ejemplo) y las dinámicas de poder en sus entornos, entre otros. A través del diálogo constante entre ellas y con sus amigas imaginarias - Gloria Anzaldúa, Pina Bausch, bell hooks, Pedro Lemebel, Silvia Rivera Cusicanqui, María Sabina, Patti Smith, Annie Sprinkle, etc. - han escrito tres canciones (El ano nos une, Nadie aquí es ilegal y Macho intelectual) que cuestionan los roles de género, los cometidos de los artistas, piensan en torno a la precariedad y sueñan formas alternas y/o utópicas de estar y ser.

invasorix.tumblr.com

Odisea Ocotepec Naomi Rincón Gallardo y colaboradores Producción Musical: María Emila Martínez y Federico Schmucler Composición Musical: María Emilia Martínez y Oscar Millán Invitadxs especiales: INVASORIX Letras: Naomi Rincón Gallardo Excepto en: “Nadie aquí es ilegal” y “El ano nos une”. Letras: Invasorix “Psichosíntesis Technicolor”. Letras: Enrique Arriaga y Naomi Rincón Gallardo Arreglos musicales: María Emilia Martínez, Juan Jaime Santana, Federico Schmucler. Beatbox en “El ano nos une”: Alexis Serra. Voces: Enrique Arriaga, Eduardo Bernal, Mónica Castillo, Bárbara Díaz, Invasorix, Lia La Novia, María Emilia Martínez, Naomi Rincón Gallardo, Valeria Rojas, Juan Jaime Santana Federico Schmucler, Marie Strauss. Voz invitada en “Psichosíntesis Technicolor”.”: Bárbara Lázara Cámara en “Nadie aquí es ilegal” y “El ano nos une: Jasso Cámara y edición en “Psichosíntesis Technicolor”. Mayra Huerta INVASORIX: Daria Chernysheva, Waysatta Fernández, Nina Hoechtl, Maj Britt Jensen, Natalia Magdaleno, Liz Misterio, Naomi Rincón Gallardo and Mirna Roldán No-actores: Daniel Aguilar, César Jerónimo González, Enrique Arriaga, Gelen Alcántara, María Fernanda Ayala, Eduardo Bernal, Mónica Castillo, Carmen Cebreros, María Cerdá, Alejandra Contreras, Helena Fernández Cavada, Esteban King, Lia La Novia, Bea Marcos, María Emilia Martínez, Mauricio Marcín, Antonio Monroy, Elisa Navarro, Marie Strauss, José Luis Viesca, Fabiola Torres Alzaga e INVASORIX